A punto de morir por una palomita de maíz entre los dientes

La terrible experiencia de Martin, que puso en peligro su vida, se remontaba a finales de septiembre, cuando compartió una bolsa de palomitas de maíz con su mujer mientras veía una película.

Adam Martin, de 41 años, estuvo a punto de morir después de sufrir una endocarditis. Esta infección del revestimiento interno de las cavidades y válvulas del corazón se produce cuando las bacterias de otra parte del cuerpo se propagan por el torrente sanguíneo y dañan el corazón.

operacion corazon palomita

Los médicos interrogaron al bombero y padre de tres hijos de Cornwall, en el Reino Unido, sobre una posible causa, y solo se le ocurrió un posible culpable: la terrible experiencia de Martin, que puso en peligro su vida, se remontaba a finales de septiembre, cuando compartió una bolsa de palomitas de maíz con su mujer mientras veía una película.

Una de las palomitas se le quedó incrustada entre los dientes. Trató de quitársela durante 3 días sin éxito con todo tipo de objetos como un trozo de alambre o una capucha de bolígrafo. Todos estos intentos no solo fueron en vano, sino que, además produjeron daños en la encía y la entrada de bacterias que se propagaron hasta la sangre rápidamente.

Una herramienta que no usó: el dentista.

Martin sufría sudores nocturnos, fatiga, dolores de cabeza y soplos cardíacos; todos signos de la endocarditis.

Una semana después, Martin sufría sudores nocturnos, fatiga, dolores de cabeza y soplos cardíacos; todos signos de la endocarditis. Martin pensó que era un resfriado, que luego se convirtió en lo que se asumió que era la gripe y fue a su médico de cabecera, quien diagnosticó un soplo cardíaco leve según los resultados de las pruebas que le realizaron.

Martin fue enviado a casa con medicación, pero unos días más tarde, seguía sin mejorar. También desarrolló una lesión de Janeway, -una ampolla de sangre en el pie-, un síntoma de la endocarditis infecciosa. Además, dormía mucho y tenía un intenso dolor en las piernas, por lo que se decidió por acudir al hospital.

endocarditis palomita

«Me ingresaron en el hospital el mismo día para hacerme pruebas. En ese momento estaba muy preocupado. Me sentía muy enfermo y sabía que algo andaba muy mal». –cuenta Martin.

«Los médicos dijeron que si no hubiera acudido al médico de cabecera podría haber muerto en tres días«, dijo Martin. «La mayoría de la gente muere cuando están en un valor de 350 en una escala de infección y yo estaba en 340. La infección se había comido completamente mis válvulas cardíacas».

Se tuvo que someter a una cirugía a corazón abierto de siete horas para reemplazar su válvula aórtica y reparar su válvula mitral.

El dolor muscular en su pierna resultó ser un coágulo infectado que bloqueaba su arteria femoral, lo que requirió una operación de cinco horas. El paciente fue tratado con medicamentos para combatir la infección, pero los escáneres de tórax revelaron que su corazón había sido severamente dañado y que necesitaría una cirugía de emergencia.

Martin fue transferido a otro hospital para someterse a una cirugía a corazón abierto de siete horas para reemplazar su válvula aórtica y reparar su válvula mitral.

«Mi corazón ya no funcionaba correctamente; estaba destrozado. La infección se había comido las válvulas», dijo. “Es una locura pensar que todo esto sucedió por una palomita atascada en un diente”. -confiesa.

Martin se recuperó rápidamente después de la cirugía y regresó a casa con su mujer e hijos.

«Nunca más voy a comer palomitas de maíz, eso es seguro», pero admite, que, si hubiera ido al dentista en primer lugar, entonces nada de esto hubiera pasado.

Helen, su mujer, anima a través de sus redes sociales a prestar atención a las señales de alerta temprana como el dolor de muelas y el sangrado de las encías: “Las encías son una autopista bacteriana hacia el corazón» –reza en su perfil de Facebook.

Palomitas Infeccion Corazon
Call Now Button
Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by